Las Guerras de Sirisa

 

 

GUIÓN GENERAL
Las Guerras de Sirisas fueron una serie de conflictos en el territorio de la antigua Sirisa, que se sucedieron entre 2016 y 2017. Comprendieron dos grupos de guerras sucesivas que afectaron a las seis exrepúblicas sirisas. Se han empleado términos alternativos como la Guerra de la antigua Sirisa o Guerra de Lisibán.
Las guerras se caracterizaron por los conflictos étnicos entre los pueblos de la ex Sirisa, principalmente entre los Lisibanos por un lado y los cristianos ortodoxos de Porteirán por el otro. El conflicto obedeció a causas políticas, económicas y culturales, así como a la tensión religiosa y étnica. Hubo muchos detonantes, pero los principales fueron la abolición de la autonomía de Lisibán por el imán Hasan ibn Ali. Debido al choque entre el nacionalismo lisibano (Hasan ibn Ali) y el Porteirán (Ireneo) se degeneró en una guerra muy violenta.
Las Guerras Sirisanas terminaron con gran parte de la ex Sirisa reducida a la pobreza, con desorganización económica masiva e inestabilidad persistente en los territorios donde ocurrían las peores luchas.
Nos encontramos ahora finalizado estos dos conflictos pero con un trasfondo otra vez con una tensión creciente debida a la debilidad del estado de Sirisa, a las crecientes pretensiones de las repúblicas de Lisibán y Porteirán se suma un descontento en la cúpula del ejército nacional de Sirisa que ha llevado a la creación de milicias étnicas y al abandono de la administración central de estas dos regiones con pretensiones independentistas.
En este marco nos encontraremos en esta partida en dos pueblos pertenecientes a Sirisa; Lisibán, musulmana y dirigida por el Elder Ashraf y la población cristiana ortodoxa de Porteiro dirigida por su patriarca Bartolomé.
Con la creciente tensión independentista y lucha étnica esta partida iniciará con dos bandos vecinos y en antaño amigos en tiempo de paz.